Crisis eléctrica en Venezuela

Comité de Redacción de Entorno-Empresarial.Com - 1 Feb '10

Tema Central

"Si estamos en un cuarto oscuro y decimos que no hay luz es porque alguna vez hemos visto la luz. Algo parecido sucede con la felicidad." Swami Tilak

Realmente es bien triste, cuando los lideres llegan a ostentar el poder de forma improvisada, cuando lo hacen de una manera desorganizada y sin ni siquiera un equipo de gobierno constituido; una obra literaria ¨ El Príncipe ¨ de Nicolás Maquiavelo, que todo político que se precie de ser un buen político debe conocer, hace referencia a que la imagen del príncipe va a depender en un 100% de las imágenes de sus ministros, hago colación de todo esto porque realmente he visto con profunda preocupación como en este gobierno de los cambios profundos, día a día es penetrado, invadido u/o introducido por personajes que distan mucho de ser verdaderos revolucionarios, verdaderos hombres probos de buena fe, llenos de ímpetu por hacer bien las cosas y sobre todo por dejar bien parado a su jefe. Hago toda esta referencia porque por todos es conocido Ángel Rodríguez quien antes dicho por Hugo Chávez, que Rodríguez era un luchador social, se desempeñaba antes del nombramiento del Ministro eléctrico, presidente la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional. El Ángel comete los errores mas grande en el gobierno por las improvisaciones en esa empresa eléctrica del Estado por no poner gente capaces y después nos duele reconocer esos errores por montar gente incapaz, para demostración de ésto, Hugo dijo cuando nombraba al Rodríguez para ese cargo "Ángel es un obrero, viene de la clase obrera, trabajó muchos años en Pdvsa (Petróleos de Venezuela). Ángel era uno de esos muchachos que por allá, (…), cuando estábamos nosotros 'encanaos' en Yare (…) que venían de Anzoátegui, de esos movimientos y venían y traían documentos y llevaban grabaciones que nosotros hacíamos a escondidas en unas cintas chiquititas (…) Y bueno cuando salimos de la cárcel, entonces nos conseguimos y comenzamos a conformar el Movimiento Revolucionario 200", así mismo lo explicó Chávez durante un contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV) cuando nombraba Ángel Rodríguez como ministro y presidente de CORPOLEC, Que el angelito solo duro unos días en ese cargo cuando mete racionamiento eléctrico en Caracas, que trajo caos en la gente y le dio un poco de miedo al gobierno por una simple razón, si seguían los cortes de luz les podía venir un caracazo parecido al 27 de febrero del 1989 por los razonamientos eléctricos. Como un día cualquiera el día 14 de enero del 2010 se supo, que el mismísimo Chávez había pedido al ministro Rodríguez su renuncia, al tiempo que señaló que se habían "cometido errores técnicos" en la aplicación de las interrupciones de suministro con cortes donde no se debía y dejando semáforos sin energía. Cosa esto demuestra, que Rodríguez no tenia la más mínima idea de lo es el oficio de manejar la electricidad del país, le quedo muy grande el cargo. Que solo quedó este señor Ángel con aquella vieja expresión llanera “quedó sin el chivo y sin el mecate” cosa que les pasó a varios ex-parlamentario de Asamblea Nacional como: Pedro Carreño y Nicolás Maduro que después de salir de sus curules para ingresar en el gabinete ministerial de Chávez estaban a la espera de su destitución del cargo. Eso le pasó al Carreño que se la pasa en las puertas de PSUV en busca de entrar a un cargo dentro del Gobierno. Lo que demuestra que este gobierno no tiene gente capaz, sino incapaces, que han logrado montar una crisis eléctrica como se nos muestra en un comunicado del Comité de Vigilancia de EDELCA, perteneciente al Comité de Profesionales y Técnicos de EDELCA.

En donde nos alertan sobre la grave crisis de energía eléctrica en que estamos inmersos y de la cual no saldremos en los próximos años, a menos que asumamos esta situación con un compromiso de ESTADO, en el cual debemos involucrarnos todos los ciudadanos y especialmente, el Ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

En esta oportunidad, los profesionales, técnicos y obreros de esta empresa deseamos aclarar y alertar, sobre los orígenes y consecuencias de esta grave crisis que se nos avecina y expresar algunas propuestas de solución de corto, mediano y largo plazo. En primer lugar es preciso aclararle a la nación que esta crisis de insuficiencia de energía eléctrica no se debe al evento climatológico “El Niño”, cuya aparición en nuestra zona geográfica es cíclica y se hace presente en períodos regulares, según lo demuestran los datos históricos climatológicos de nuestra región y de las costas del sur del Océano Pacífico. Así las cosas, lo único cierto es que el fenómeno climatológico produce, durante un período de más o menos 8 meses, grandes precipitaciones en zonas normalmente secas o áridas y lo contrario, en zonas húmedas y de alta pluviosidad. Es cierto que este año 2009 se corrobora la aparición del fenómeno, con la consecuente escasez de lluvias que toda la vida lo ha caracterizado en nuestra zona geográfica.

Lo que no es cierto, como se ha pretendido hacer creer, es que dicha condición climatológica transitoria y periódica sea la causa de los racionamientos eléctricos y de la grave crisis que se avecina en el país. Para refutar a los proponentes de dicha teoría no cabe más que comparar los promedios históricos de los aportes hidrológicos del río Caroní (4.813 m3/s) con los promedios del año 2009, los cuales alcanzaron los 4.153 m3/s, o sea, apenas un 14% inferiores al promedio, lo cual no justifica por sí solo la grave situación del embalse de Gurí. Pero datos más discretos nos muestran que durante el mes de Enero de 2009, los aportes de lluvia a la cuenca del Caroní alcanzaron la cifra record de 5.467 m3/s, superior en un 133% a las cifras promedio históricas de 2.350 m3/s para ese mismo mes. Esa misma situación de aportes muy superiores a los promedios históricos se presentó durante los meses de Febrero, Marzo y Abril. Sin embargo, es preciso advertir que durante el período Enero – Abril, las poblaciones de los estados occidentales, centrales y orientales del país se vieron sometidos a racionamientos del servicio eléctrico, debido a insuficiencia de generación, lo cual ocasiona depresiones importantes en los niveles de voltaje del sistema de transmisión, subtransmisión y distribución de energía eléctrica que imposibilitan su operación segura, confiable y con un aceptable estándar de calidad.

Es preciso advertir y recordarle a la población que desde 2006 el Gobierno Nacional y las administraciones regionales, han decretado en numerosas ocasiones, la condición de emergencia eléctrica, bajo la premisa de que dicha declaratoria permitiría reducir los trámites contractuales de las obras de infraestructura de los sistemas de generación, transmisión y distribución. La verdad ha sido que dichas obras o no se han acelerado como se pretendía, o no se han concretado y en el peor de los casos ni siquiera se sabía lo que realmente se precisaba hacer para solucionar la precaria condición de servicio eléctrico en la que nos encontramos. Lo cierto es, que los pueblos y ciudades de la provincia este año han padecido, desde el mes de Enero, de constantes interrupciones del servicio eléctrico debido a insuficiencia de generación local, fallas en los sistemas de transporte y distribución de energía eléctrica y lo que es peor, unos requerimientos operativos que se encuentran muy por encima de las capacidades que ofrece la actual infraestructura.

La primera de las acciones a encaminar era la reestructuración del gran adefesio empresarial en que se ha convertido CADAFE. Para el momento de su creación y durante los años de la industrialización de Venezuela, CADAFE cumplió una labor estratégica imprescindible y de excelente ejecución, cual fue la de electrificar a toda Venezuela para con ello impulsar la conversión de un país rural en un pujante país urbano e industrial en que nos convertimos durante la década de los años 70 y 80. Fue CADAFE quien sembró cada bombillo de Venezuela. Pero pasada esta etapa, era preciso la transformación de CADAFE quién para los primeros años de los 80 era presa de los vicios políticos que bien conocemos y padecemos los venezolanos. En 1997, el entonces presidente de Venezuela, Dr. Rafael Caldera, decidió la restructuración de CADAFE con miras a una restructuración de todo el aparataje estatal dedicado al sector eléctrico.

Los años del 2005 al 2009 no fueron de interés para el Gobierno Nacional para enfrentar con seriedad la situación de decadencia del sistema eléctrico nacional y al contrario de todas las recomendaciones técnicas, el Presidente de la República se empreñó, convencido por Rafael Ramírez, en la creación de CORPOELEC y en la fusión de todas las empresas eléctricas en una sola. Advertimos en su momento, cuando se declaró al servicio eléctrico de carácter estratégico, que lo estratégico era asegurar que la población contara, ahora y en el futuro, con servicio eléctrico, no que las empresas fueran propiedad del Estado. Sin embargo, el empecinado carácter centralizador y hegemónico del gobierno nacional dio al traste con la posibilidad de lograr un sector eléctrico dinámico y a la altura de nuestras exigencias, y en su lugar prefirió repetir de manera aumentada los errores que representa CADAFE, ahora multiplicada en CORPOELEC como empresa única, aceleradora del deterioro del sector.

Esta crisis vino para quedarse. Responsablemente debemos advertir al pueblo venezolano que la situación de precariedad podría reducirse un poco con la llegada de las lluvias, pero para nada se resolverá a menos que el Gobierno Nacional asuma las responsabilidades del caso y convoque a todos los sectores de la vida política, económica y social del país a un gran consenso en la solución del problema. Solo se, que este gobierno no enfrenta la realidad que le está pasando. El problema de la electricidad se les escapa de la mano del gobierno y esto ha generado la mayor crisis económica del país…

Robert Alvarado (Noticiero Digital)

Lunes, 25 de enero de 2010